Una convocatoria a proveedores a expresar su interés en crear una base de datos para ayudar a los compradores mundiales de programas de seguros en el tema del cumplimiento es un paso importante para abordar la cuestión, afirman los gerentes de riesgos, los brokers de seguros y las aseguradoras involucrados en el proyecto.

Según Airmic Ltd., las aseguradoras, los brokers de seguros, las compañías de datos y los estudios jurídicos han expresado informalmente su interés en el proyecto.

La asociación con sede en Londres convocó a los miembros del mercado relacionado con los seguros a establecer y mantener una base de datos para dar orientación acerca de las aseguradoras admitidas y no admitidas por jurisdicción.

Además, la base de datos proporcionaría información tal como obligaciones y restricciones reglamentarias, información sobre aseguradoras locales y si se puede adquirir seguros sobre una base no admitida, formularios y textos obligatorios en las pólizas, tarifas y protocolos de pago locales, notificación y procesamiento de reclamos, y consecuencias y sanciones por incumplimiento; explicó Airmic.

La empresa agregó que los esfuerzos para desarrollar una base de datos, que comenzaron alrededor de diez años atrás, cuentan con el apoyo de la Federación de Asociaciones Europeas de Gestión de Riesgo, la Asociación Internacional de Suscriptores y la Asociación Londinense e Internacional de Brokers de Seguros.

Risk & Insurance Management Society Inc., con sede en Nueva York, la Federación Mundial de Intermediarios de Seguros, con sede en Bruselas, y otros organismos están al tanto de los acontecimientos, afirmó la empresa.

Los gerentes de riesgos aceptan que “el 100% de cumplimiento no es posible”, dijo, pero una base de datos proporcionaría mayor claridad, coherencia y transparencia en tales cuestiones.

Si bien algunas aseguradoras han intentado utilizar sus bases de datos internacionales como una ventaja competitiva, una base de datos que abarque toda la industria daría a los compradores claridad, coherencia y transparencia, y permitiría que las aseguradoras se concentren en los diferenciadores fundamentales de los seguros, tal como la redacción de las pólizas, el manejo de los reclamos y la fijación de precios, agregó.