Los expertos señalan que muy probablemente sea un gobierno nacional el culpable de un aparente ataque cibernético al Fondo Monetario Internacional.

Los expertos señalan que muy probablemente sea un gobierno nacional el culpable de un aparente ataque cibernético al Fondo Monetario Internacional, dada la complejidad del ataque y al hecho de que su objetivo era los secretos de la organización.

Mientras la dirigencia del FMI medita acerca de los rescates en la Eurozona y las reformas financieras a nivel mundial, su correo se ha transformado en el objeto de deseo para no pocos estados.

Cualquier confirmación de la participación de un país se convertiría en un incidente diplomático de proporciones.

“La intromisión parece ser sofisticada y bien ejecutada a nivel operativo (lo que sugiere) que se originó o fue patrocinada por un estado.

Para muchos, China lideraba la lista de sospechosos. Se sospecha que los piratas informáticos chinos estuvieron detrás de varios intentos recientes de robo de datos, inclusive uno que apuntaba a violar la seguridad de Gmail de Google en relación con las cuentas de activistas, funcionarios de los Estados Unidos y otros. Beijing negó con enojo cualquier vinculación con el gobierno.

Sin embargo, los expertos señalan que casi todos los estados sofisticados se dedican al espionaje electrónico, mientras que los piratas informáticos independientes que potencialmente trabajan para grupos militantes o incluso bancos o fondos de inversión podrían también estar bajo sospecha.